sábado, 10 de julio de 2010

Lo absurdo del asunto

2 comentarios:

  1. He vuelto.

    ¿Y si ya nada valiese realmente la pena?, gritar, pasa a ser alguna desesperación secundaria, bloqueadas tus palabras, se desvanecen. Y los susurros de tiempo son navajazos por la espalda…

    Violetcarsons.

    ResponderEliminar
  2. ese Dios ¿tambien pone las copas enlas manos , y embriaga a los que veven ?
    si ese fuese mi dios antes seria ateo pero mi dios está en ti
    no es todo pero está en todo , leyendote , se nota que lo llevas
    pero ni proteje a los toreros ni detiene a delincuentes , son producto de la sociedad que entre tú y creamos, y es que yo casi nunca hago mi parte
    Saludos cordiales

    ResponderEliminar